Preguntas frecuentes sobre el virus AH1N1


1. ¿Qué es el virus AH1N1?

La gripe AH1N1 es una infección respiratoria aguda y muy contagiosa, causada por alguno de los varios virus gripales de tipo A de esa especie.
Esta gripe es también conocida como gripe porcina (nombre dado inicialmente), gripe norteamericana (propuesto por la Organización Mundial de la Salud Animal) y nueva gripe (propuesto por la Unión Europea). Fue para el 30 de abril de 2009 cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) decide denominarla gripe AH1N1, en donde la letra A designa la familia de los virus de la gripe humana y de la de algunos animales como cerdos y aves, y las letras H y N (Hemaglutininas y Neuraminidases) corresponden a las proteínas.
El origen de la infección es una variante de la cepa H1N1, con material genético proveniente de una cepa aviaria, dos cepas porcinas y una humana que sufrió una mutación y dio un salto entre especies (o heterocontagio) de los cerdos a los humanos, y contagiándose de persona a persona.

2. ¿Cuáles son sus sintomas?
Los síntomas de este virus nuevo de la influenza H1N1 en las personas son similares a los síntomas de la gripe estacional. Incluyen fiebre muy alta (38 y 40º), tos seca recurrente, dolor de garganta, secreción nasal, dolores en el cuerpo, dolor de cabeza, escalofríos, fatiga, dolor en los ojos, pérdida del apetito, problemas para respirar como falta de aliento.

3. ¿Qué medidas debemos tomar para prevenir el contagio?
  • Mantenerse alejado de las personas que tengan infección respiratoria.
  • Frecuentemente lavarse las manos con agua y jabón, sobre todo antes de: tener contacto con enfermos, preparar o comer algún alimento, tratar una herida, utilizar una computadora.
  • Lavarse las manos con agua y jabón después de: ir al baño, toser o estornudar, soplarse la nariz, tener contacto con enfermos, usar transporte público, estar en contacto con animales, mascotas y sus desechos; tocar carne cruda (pescado, res y pollo), manipular basura o pañales, tocar objetos que no suelen estar límpios como dinero, teléfonos, computadoras o llaves; al regresar de la calle.
  • No saludar de beso ni con apretones de mano.
  • No compartir alimentos, vasos o cubiertos.
  • Ventilar y permitir la entrada de sol en casa, oficina y lugares cerrados.
  • Mantener limpios los objetos de uso común, como tapas de cocinas, baño, manillas, barandas, juguetes, teléfonos.
  • Al toser o estornudar, hacerlo con toallas desechables, botarlas en recipientes cerrados, lavarse las manos y secárselas con toallas desechables.